top of page

LECCION No8

LO QUE ME FALTA: IMPEDIMENTOS PERSONALES PARA ALCANZAR LA SALVACION.

 

Introducción.

 

La voluntad de Dios es que usted le sirva y que sea salvo. Usted al llegar a esta lección ya sabe todo lo que necesita para ser salvo. ¿Por qué no ha logrado aún ser salvo? No pienses que usted es ya salvo si no ha obedecido a Jesucristo (Hebreos 5:9). No sabemos que le impide obedecer a Cristo y tal vez ni usted mismo sepa definirlo, pero si puede estar seguro que detrás de ese obstáculo está el enemigo de su alma “SATANAS”, el cual, contrario a Dios quiere que usted se pierda (1Pedro 5:8). A continuación presentamos algunos de los impedimentos más comunes que afrentan las personas al querer convertirse a Cristo.

 

I- EL MIEDO.

 

1- El miedo a lo que otros dirán o pensaran si usted se convierte. Estas es una de las almas favoritas del Diablo para mantener a la gente apegado al mundo de pecado. Generalmente hay quienes se dejar usar del enemigo, incluso nuestra propia familia (Padres, cónyuges, hijos, hermanos, etc.) para advertirnos sobre la decisión que deseamos tomar. Hombres como Zaqueo (Lucas 19:6-10), y Bartimeo (Marcos 10:46-52), no prestaron atención a la crítica de los demás, porque ellos eran los que necesitaban su salvación. ¡HAGA USTED LO MISMO! ¡NO OIGA LA VOZ DEL DIABLO!

 

2- El miedo a no cumplir. Mal entienden lo que significa ser cristiano y piensan que ser cristiano consiste en nunca pecar y en ganar la salvación en base a buenas obras, pero ni una cosa ni otra es posible. El cristiano PECA, pero NO PRACTICA el pecado. Comete faltas, pero al estar consciente de ellas comienza a luchar con la ayuda de Dios y a vencerlas. En cambio el que no es cristiano simplemente dice “YO SOY ASI” (1Juan 3:8-10). En cuanto a ganar la salvación, esto es imposible, porque para ganarla tendríamos que vivir toda la vida sin pecar, y solo Cristo pudo hacerlo. Por eso hay que depositar fe en el para alcanzar lo que nosotros solos no podemos (Efesios 2:8,9). ¡NO ESPERE HASTA SER PERFECTO, SIRVE A CRISTO AHORA!

 

3- Sienten miedo porque no saben cómo será su nueva vida en Cristo. Pero con solo darle un vistazo a lo que paso con las personas que decidieron entregar sus vidas al señor, nos damos cuenta que en el lugar de miedo deberíamos  estar felices. Por ejemplo, el endemoniado gadareno, que esta poseído por demonios y andaba desnudo, viviendo en sepulcros, al encontrarse con Jesús su vida cambio totalmente para bien (Véase Lucas 8:27,35,39). El ciego de nacimiento, nunca había visto la luz, pero con la llegada de Jesús a su vida todo cambio (Juan 9:1,6,7,25). La mujer pecadora no era aceptada en los círculos sociales, pero en Jesús encontró aceptación (Lucas 7:37-51). ¡NO TENGAS MIENDO AL CAMBIO QUE JESUS VA A OPERAR EN TI! ¡TU SERAS EL MÁS BENEFICIADO!

 

II- EL APEGO AL PECADO.

 

1- Hay personas que no buscan a Cristo por que se creen sin pecado. (Proverbios 30:12), aunque en su interior saben que esto no es más que una excusa para seguir viviendo su estilo de vida sin ser molestados.

 

2- Los que dicen que no creen en Dios, piensan encontrar en este argumento una excusa para su desenfreno moral (Romanos 1:20,28). Si usted es de estas personas, le aconsejamos no escudarse detrás de eso, porque es posible no comprender los métodos de Dios al obrar, pero Nagar su existencia es como negar la nuestra. ¡Dios existe y no tendrá por inocente al culpable! (Nahúm 1:3).

 

3- En este grupo están los que deliberadamente pecan y no tratan de excusarse, sino que se saben esclavos del pecado (Juan 8:34). Estas personas saben que sirven a cristo en el único camino que los conducirá a la salvación, pero no tiene fuerzas para dejar los placeres mudándonos (1Juan 3:19,20). A estos amigos le decimos: “no améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del padre no está en él, porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del padre, sino del mundo. Y el MUNDO PASA, y sus deseos; pero EL QUE HACE LA VOLUNTAD DE DIOS PERMANECE PARA SIEMPRE” (1Juan 2:15-17.)

 

III- LA FALTA DE AMOR HACIA DIOS.

 

1- Lo que Dios requiere de cada ser humano es básicamente que le ame con todo el corazón y con todas sus fuerzas (Marcos 12:30). Cuando una persona ama así no tiene reserva para su creador (Juan 14:15,21). Por eso en el fondo, casi cualquier excusa que una persona pone para no obedecer, lo que en realidad está diciendo es que no siente suficiente amor por Dios como para dejar lo que le gusta y obedecer a su creador.

2- En esta categoría se encuentran las personas que no pueden seguir a Cristo porque tienen otra cosa más importante que atender primero. Puede ser un negocio, una carrera, la familia, o cualquier otro asunto (Lucas 14:16-20). En realidad Cristo no acepta ser segundo en la vida de nadie. La única forma de seguir a Cristo para lograr la salvación es poniéndole en primer lugar en nuestras vidas (Mateo 6:33; Lucas 9:59-62).

 

3- Aquí podemos incluir a los que siempre están retrasando su decisión. Ellos saben lo que deben hacer, pero lo posponen. Dicen “señor hazme santo, pero NO HOY”. Mi amigo(a), retrasar tu decisión le proporciona el tiempo que el Diablo necesita para quitar el deseo de obedecer a tu corazón. “Así, pues, nosotros, como colaboradores suyos, os exhortamos también a que no recibáis en vano la gracia de Dios. Porque dice: En tiempo aceptable te he oído, y en día de salvación te ha socorrido. He AQUÍ AHORA el tiempo aceptable; he aquí AHORA el día de salvación”.

 

4- en este grupo están las personas que no se atreven a romper una relación con pareja, porque le aman más que a Jesús (Mateo 10:37,38). Los que tienen algún vicio (El tabaco, las drogas, el juego, el alcohol, etc.) y no están dispuestos a dejarlos por Cristo (Filipenses 3:7,8). Los que no quieren perder prestigio social ante los demás (Juan 12:42,43). En general los que quieren agradar a los hombres o a ellos mismos antes que a Dios (Hechor 5:29).

 

 5- están en esta categoría los que esperan un llamado de Dios. Ellos esperan que Dios les aparezca en sueños, o en visión, mencionando su nombre y ordenándoles que deban hacer. Pero en realidad es que cada vez que una persona oye la predicación del evangelio está recibiendo un llamado de Dios (2Tesalonisenses 2:14). De hecho, si usted a Cristo está esperando por un llamado, le tenemos buenas noticias. ¡Cristo te está llamando ahora mismo! (Apocalipsis 3:20).

 

6- Aunque tal vez no caiga directamente en esta categoría, quisimos incluir aquí a aquellos que tiene confusión en sus mentes sobre donde está la verdad. Es verdad que algunos usan esto como una excusa, pero también hay personas que con sincero deseo quieren servir a Dios, pero hay muchas cosas que no entienden en las iglesias y muchas otras que le escandalizan. Lo primero que debemos entender es que Cristo edifico su iglesia (Mateo 16:18), y como enseñamos en la lección anterior Él no es el autor de esta confusión religiosa que existe hoy. Los hombres, movidos por Satanás han creado esta confusión (Mateo 13:18,19). Así que nos corresponde a cada uno de nosotros con la Biblia en la mano, buscar y encontrar la iglesia del señor. ¡Las puertas del Hades no prevalecerán contra ella! (Mateo 16:18).

 

CONCLUSIONES.

 

1- No pretendamos hacer una lista de todos los impedimentos que existen para seguir a Cristo, pero sin dudas, aquí hemos presentado algunos de los más importantes. Sean excusas o verdaderos obstáculos, vale la pena quitarlos de en medio para seguir a Cristo: ¡Está en juego nuestra salvación!

 

2- Dios nos ama y quiere nuestra salvación (Juan 3:16). No podrá salvarnos si nosotros no le creemos y obedecemos. En servir a Dios encontramos la felicidad y el verdadero propósito de nuestras vidas, todo el resto es vanidad: POR FAVOR, PIENSALO BIEN (Eclesiastés 12:8,13).

 

3- Te invitamos a seguir el ejemplo de Pedro, de Mateo y muchos otros: DEJALO TODO Y SIGUE A JESUS… (Lucas 5:11,27,28).

bottom of page